Descubre los beneficios de beber infusiones a diario

Beber infusiones a diario es un complemento realmente efectivo dentro de las dietas equilibradas y saludables. Desde tiempos inmemoriales se ha utilizado el poder curativo de estos preparados a base de hierbas y plantas silvestres. Hoy se sabe que sus propiedades son altamente beneficiosas para la salud. Veamos qué beneficios tiene tomar infusiones de manera regular. 

Beber infusiones es bueno para la salud

Si te encanta beber infusiones a diario, estás de enhorabuena. Desde la antigüedad la gastronomía se ha beneficiado de las múltiples cualidades de plantas silvestres tales como el romero, el clavo o el tomillo. No solo por su gran aporte de aroma y sabor, sino también por sus cualidades curativas. ¿A quién no le han recomendado de pequeño tomar una manzanilla cuando nos dolía la barriga?

Para comprender el tema que nos ocupa hoy es importante realizar una pequeña diferenciación entre infusión y tisana. Una infusión es aquella que para su preparación no necesita hervir agua, solamente calentarla. Por el contrario, la tisana es el preparado con hierbas naturales que necesita de un proceso de ebullición para que la planta suelte todas sus bondades. 

Las infusiones y sus beneficios para la salud

Hace unos años la ciencia ha venido a confirmar lo que muchos chamanes ya sabían. Las infusiones tomadas con regularidad aportan una serie de beneficios para la salud. Estos son algunos de los más destacados:

Beber infusiones mejora la circulación sanguínea y combate el frío

Las infusiones tienen la capacidad de contribuir al calor corporal terminando así con esa incómoda sensación de estar destemplado. Muchas de ellas como, por ejemplo, la cola de caballo o el diente de león favorecen la circulación sanguínea aumentando la sensación de calor en épocas de frío. 

Combaten el estrés

Beber infusiones todos los días nos ayuda a relajarnos y a combatir el estrés. Para ello, tenemos que asegurarnos de tomar infusiones carentes de teína. Las más recomendadas en estos casos son la tila, la valeriana, la manzanilla, la pasionaria y el té de Kawa. 

Beber infusiones ayuda a dormir mejor

El insomnio es uno de los principales problemas en la sociedad actual. A consecuencia de su poder relajante, las infusiones nos permiten conciliar el sueño con mayor facilidad. Sobre todo aquellas como las que hemos mencionado en el punto anterior. 

Favorecen la digestión

Todos sabemos lo que es sentirse mal tras una comida familiar o una cena especial. Algunas hierbas naturales ayudan a metabolizar los alimentos ingeridos reduciendo esa sensación de atracón en el estómago. La manzanilla, la menta, el hinojo, el boldo o la alcachofa son algunas infusiones con propiedades digestivas. 

Hidratan y reducen la retención de líquidos

A muchas personas les cuesta beber agua a diario. Sin embargo, toleran mejor las infusiones que, gracias a su poder diurético, también nos ayudan a combatir la retención de líquidos. 

¿Eres un apasionado de las infusiones y quieres seguir beneficiándote de su poder curativo? En Érase un Gourmet tenemos para ti una amplia selección de infusiones y tés de alta calidad. ¡No te los puedes perder!