Cómo ser un Gourmet

Hemos tenido la gran suerte de empezar a colaborar con una web maravillosa de divulgación gastronómica. Os dejamos el maravilloso artículo que nos han escrito. Cómo ser un Gourmet

Imagino que la palabra gourmet se la oí a mi padre antes que a nadie. Él era uno, aunque no lo admitiera, y no lo pareciera. Pero si algo le gustaba a Don Mariano, aparte de cocinar de rechupete, era comer bien.

Quiero decir comer bien de calidad. Comer bien para disfrutar los mejores ingredientes a su alcance. Comer bien disfrutando los aromas, los sabores, las texturas, y la compañía, que en casa siempre había invitados a la mesa.

Un gourmet es principalmente alguien que disfruta de la comida. Es alguien que conoce la buena comida. Un gourmet está abierto a nuevos ingredientes, a nuevos sabores, a nuevos métodos de preparación.

ser gourmet

Un gourmet es alguien que se toma la comida en serio. 

No tiene que ser un rico snob que sólo come caviar de beluga y bebe champagne. Nunca ha sido así. Es más, los gourmets existían miles de años antes de que naciera el fraile Dom Perignon.

Ser un gourmet es también aprovechar y disfrutar de los ingredientes más exquisitos. ¿Pero qué significa exquisito? Un concepto subjetivo que nos abre muchas puertas. No es difícil, aquí aprendemos juntos.

La etimología de gourmet

Gourmet es una palabra de origen francés, que desciende de otra, también francesa: gourmand. Este último término, algo peyorativo, se refiere a un glotón, a alguien que come en demasía. De ahí, habría evolucionado a gourmet, alguien que busca más la calidad que la cantidad.

Algunos lingüistas creen que “gourmet” proviene de gromet, un asistente que servía el vino. Según ellos, poco a poco los gromets se especializaron y llegaron a ser considerados expertos en todo aquello que tenía que ver con la gastronomía.

Y entonces llegó Alexandre-(Balthazard)-Laurent Grimod de La Reynière, considerado el primer crítico gastronómico y gran divulgador. Fue Grimond quien pasó de usar la palabra gourmand a gourmet.

erase un gourmet

¿Quieres ser un gourmet?

El primer requisito que debes cumplir para ser un gourmet es que te guste comer. Para ser exactos, que te guste comer bien. Eso es fácil. Prácticamente a todo el mundo le gusta comer bien. Afinemos entonces.

Te debe gustar comer de todo. Si eres un gourmet eres un aventurero del paladar. No le haces ascos a nada. Todo es un manjar en potencia, desde algún bicho marino hasta una fruta exótica de la Conchinchina.

Te deben gustar en especial los ingredientes delicados, los platos finos. Pero un buen plato de fabada, hecha con el mejor compango y las fabes más exquisitas, bien puede entrar en tu lista de favoritos.

Sin embargo, el requisito más importante es que la comida sea un tema serio para tí. Esto es, es un tema que estudias, que investigas. Pruebas, hablas, vives la comida. Probablemente vives de la comida.

Siendo un gourmet

Si eres de los que te tomas en serio lo que pones en tu estómago, te gustan los ingredientes de calidad. Te gustan los productos finos, desarrollados con mimo. Disfrutas con los aromas tanto como con el sabor y la textura.

Te detienes a cada bocado, respiras, cierras los ojos. Te vibran las papilas gustativas. Tu nariz salta de felicidad, tu corazón se acelera. Sudas, quieres repetir la experiencia. ¡Que se haga el silencio! que vas a probar un gallete de champiñones.

Ser un gourmet es respirar comida, es vivirla. Ser gourmet eleva el arte de cocinar y de comer a la santidad. Es buscar el paraíso en el viaje del plato al paladar. Expectativa cumplida en la boca, en la nariz, en el cerebro y estómago.

Pero hay un requisito más. Si quieres ser un gourmet, debes conocer la comida.

hamburguesas gourmet

El conocimiento

Un gourmet habla mucho de comida, y debe saber de lo que habla. Los gastrónomos son curiosos y les gusta saber lo que se meten en el buche. Por ello, estudian, leen, preguntan, aprenden.

Lo quieren saber todo sobre los ingredientes, los procesos, los equipos, y hasta de los chefs. Un gourmet dedica mucho tiempo y dinero al estudio de la comida. Si no conoce los pescados, las carnes, las especias, a la hora de hablar de un plato puede quedar mal.

Si quieres ser un gourmet, tienes que leer mucho. Recuerdo que mi padre, quien debido a la guerra sólo pudo estudiar hasta tercer grado, tenía una enorme biblioteca de libros y revistas de cocina.

De él aprendí a probar de todo, a preguntar en los mercados cuando veo una fruta rara. De él, todo un gourmet, aprendí a estudiar el origen de cada ingrediente. Si quieres ser un gourmet, debes hacer lo mismo.

Es fácil ser un gourmet

Si te gusta mucho la comida, si te la tomas en serio, probablemente ya eres un gastrónomo. Si estás aprendiendo, probablemente también ya lo eres. Un gourmet nunca deja de aprender. Ningún gastrónomo lo sabe todo.

En Por Amor a la Gastronomía nos ufanamos de no saberlo todo, de estar siempre buscando algo nuevo que aprender. Como puedes ver, en la primera temporada de nuestro podcast nos hemos centrado en los ingredientes. En la siguiente, lo haremos en las personas.

En nuestros episodios y su versión escrita puedes aprender mucho sobre algunos de nuestros alimentos más importantes. Si quieres ser gourmet, puedes empezar por ahí.

Por otra parte, recuerda que hay que comer bien, y en Érase un Gourmet tienes una gran fuente de productos gourmet. Pruébalos, experiméntalos, estúdialos, y comparte tus experiencias. Los gourmets del mundo quieren saber de tí.

Bienvenido al club.

Fdo. Por Amor a la Gastronomía