Receta de croquetas de jamón ibérico

Si hay una receta estrella en nuestra gastronomía tradicional esa es la receta de croquetas de jamón ibérico.

Y es que una croqueta de jamón ibérico, crujiente por fuera, jugosa y cremosa por dentro… es una auténtica exquisitez. Nadie puede resistirse ante ellas. Por eso, uno de los principales retos culinarios con los que nos encontramos en nuestra gastronomía es conseguir la receta de la croqueta de jamón ibérico perfecta.

Así que aquí y ahora, en Érase un Gourmet vamos a desvelarte nuestra receta estrella para que puedas elaborar en tu casa unas croquetas de jamón ibérico para chuparse los dedos.

Receta de croquetas de jamón ibérico

Ingredientes:

–          1 l de leche entera del tiempo

–          100 g de mantequilla

–          100 g de harina

–          250 g de jamón ibérico

–          1 cebolla

–          Nuez moscada

–          Sal

–          Pimienta

–          2 huevos (para rebozar)

–          Pan rallado (para rebozar)

Elaboración:

1.       Empezamos por la bechamel.

Derretimos la mantequilla en una sartén a fuego bajo-medio para evitar que esta se queme.

Añadimos la cebolla muy picadita y la pochamos lentamente hasta que esta vaya cogiendo un color ligero y cristalino.

Cuando esté pochada añadimos la harina tamizada previamente (es decir, pasada por un colador, así evitaremos los temidos grumos) y la tostamos unos minutitos sin parar de remover con una cuchara de madera. Así le quitamos el sabor de la harina cruda que puede llegar a arruinar hasta las mejores croquetas.

Poco a poco, iremos incorporando la leche entera (¡del tiempo!) mientras removemos sin parar. Poco a poco, la bechamel empezará a espesar. Seguiremos hasta conseguir la textura adecuada. Recuerda que al enfriarse la masa se endurecerá, así que debes dejarle un leve toque líquido.

Añadiremos la nuez moscada y salpimentaremos.

Ya tenemos nuestra bechamel perfecta.

2.       Añadimos el jamón ibérico cortado en trocitos (el tamaño lo dejamos al gusto de cada uno). Mezclamos bien con una espátula hasta que el jamón quede bien integrado y repartido por la bechamel.

Ya tenemos nuestra masa.

3.       Ahora toca dejarla reposar. Así que la colocaremos en una bandeja o recipiente alargado y lo cubriremos con film transparente. Lo dejaremos enfriar como mínimo 8 horas en la nevera.

4.       Empieza lo más laborioso, pero entretenido: dar forma a las croquetas de jamón ibérico. Hay utensilios de todo tipo para hacer esto, pero el método de siempre para nosotros es el mejor: un par de cucharas.

Coge una cantidad de masa (el tamaño de las croquetas también lo dejamos a tu gusto), dales forma alargada y pásalas por el pan rallado, el huevo batido y de nuevo por el pan rallado. Así conseguirás un rebozado crujiente.

5.       Una vez tengas las croquetas hechas… ¡A la sartén! Fríelas en abundante aceite caliente hasta que cojan ese color dorado que tanto nos gusta. Déjalas en un plato con papel absorbente para que coja el resto de aceite.

6.       A comer. Disfruta.

Si quieres descubrir más recetas gourmet como la de croquetas de jamón ibérico u otras, puedes pasarte por nuestro blog. Y si quieres descubrir auténticos productos gourmet como los mejores aceites, dulces artesanales, embutidos, etc. pásate por nuestra tienda online. No podrás resistirte.