Galletas de Arándanos

Con la llegada de los días fríos, estas galletas de arándanos, son la excusa perfecta para encender el horno y pasar una tarde de domingo cocinando con los peques de la casa.

Ingredientes

Preparación

Para hacer esta galletas de arándanos comenzamos precalentando el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Mientras tanto, mezcla el azúcar junto a la mantequilla hasta que te quede una textura cremosa. Añade los huevos uno a uno (para que tengas un mejor resultado ten los huevos a temperatura ambiente) y remueve hasta que la mezcla se aclare y tenga más volumen. Luego añade la harina con el bicarbonato y echa una pizca de sal que ayudará a realzar el sabor. Mezcla todo bien con las manos.

Ahora incorpora los arándanos y mezcla con una espátula, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, para que los frutos se vayan incorporando a la masa de galletas.

Mientras, coge la masa y haz bolas con las manos (del tamaño de una pelota de golf) y ponlas en una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Cuando las coloques en la bandeja procura que haya un espacio de unos 5 centímetros entre ellas. De lo contrario se pegarán porque crecen al cocinarse. Aplástalas un poco para que tengan forma de galleta y al horno.

Ya tienes el horno caliente así que introdúcelas en el horno y hornea tus galletas con arándanos de 8 o 10 minutos. Presta atención al horneado porque deben quedar blanditas. Si se doran demasiado luego, al enfriarse, quedarán demasiado duras y secas.

Beneficios del Arándano

En general podemos diferenciar dos tipos de arándanos por su color: los azules o negros y los rojos. Pero también hay distintos frutos según su época de maduración, desde las variedades tempranas o muy tempranas, que se recolectan a final de la primavera hasta las más tardías, que se recogen a mediados de verano, siendo las de estación media las que se recolectan a principios del verano.

El arándano rojo es originario de Canadá y Estados Unidos. Crece en racimos y es más difícil de encontrar frescos. Su sabor es más ácido y se suele consumir seco, en zumos o en conservas. Por su parte, el arándano azul, conocido también como Blueberry es un fruto silvestre que se introdujo en el Norte de Europa durante los años 30 procedente de América del Norte. Los arándanos azules son ricos en fibra, vitamina C, vitamina K y Manganeso. Por su parte, el arándano rojo es rico también en vitamina C y polifenoles antioxidantes.

arandanos

Se trata de una planta de interés ecológico porque protege el suelo de la erosión y favorece la formación de humus. En los países del Norte de Europa, con la llegada del verano es tradicional pasear y recolectar los arándanos que pueden encontrarse con facilidad de manera silvestre para tomarlos de forma natural o hacer alguna de las numerosas recetas en las que suelen incorporar como los bizcochos o las mermeladas.

Beneficios

  • Reduce los efectos del Alzheimer
  • Puede aumentar las células cerebrales
  • Mejora la concentración
  • Reduce el riesgo de demencia
  • Ayudan a aliviar la depresión
  • Evita la inflamación del cerebro
  • Ricos en antioxidantes que neutralizan los radicales libres y combaten el envejecimiento prematuro
  • Uno de sus componentes, el pterostiblelo, ayuda a proteger al organismo de enfermedades cardiacas y de la diabetes
  • Las antocianinas protegen y revitalizan la memoria
  • Protegen los ojos y tienen efectos positivos sobre la visión
  • Previene y trata las infecciones urinarias así como algunas infecciones digestivas gracias al efecto antiinflamatorio de los flavonoides
arandanos receta