Receta de galletas rellenas de mermelada

Somos muchos a los que nos encanta tener en casa una caja llena de galletas caseras. Por eso, hoy Érase un Gourmet queremos traerte una receta de repostería que te encantará, por su espectacular sabor y, sobre todo, por lo sencilla que es: galletas rellenas de mermelada.

A nadie le amarga un dulce. Y si es fácil de hacer, mejor

Recetas de galletas hay muchas, pero hemos querido revolver entre nuestro recetario y traeros esta de galletas rellenas de mermelada porque es sencilla, siempre sale bien y, sobre todo, porque es una receta a la que cada uno puede darle su toque personal y especial. Esto puede ser eligiendo nuestro sabor de mermelada favorito o dándole una forma original, etc.

Las galletas rellenas de mermelada son la clásica galleta de mantequilla (aquella que nos transporta a nuestra niñez solo con el olor) pero a las que haremos un agujero para rellenar con nuestra mermelada favorita.

Las galletas rellenas de mermeladas son ideales como pastas de té por su suave sabor y su cremosa textura al masticarlas. Pero eso no significa que no podamos disfrutarlas igual en una merienda, o desayuno, o ¡cuando sea!

Ingredientes:

–          250 g de mantequilla

–          2 huevos

–          200 g de azúcar

–          500 g de harina

–          8 g de levadura en polvo

–          Una cucharadita de azúcar avainillada

–          Mermelada del sabor que quieras

Elaboración:

Mezclamos en un bol o recipiente hondo y grande la harina con la levadura en polvo.

Hacemos un hueco en el medio y añadimos los dos huevos cascados, el azúcar, el azúcar avainillado y la mantequilla (esta se recomienda sacarla un tiempo antes de la nevera para que se reblandezca un poco y facilite su manejo).

Ahora toca amasar. Si tienes una batidora amasadora es el momento de usarla, si no es así, remángate y ponte a mezclar bien.

Tendrás que amasar hasta que consigas una pasta de consistencia densa y suelta. Al principio puede parecer que la masa queda demasiado blanda, pero eso no es problema ya que la meteremos a reposar un par de horas en la nevera y ahí con el frío la mantequilla se endurece y la consistencia de la masa cambia.

Envolver la masa en film transparente de cocina haciendo un rollito y llevar a la nevera.

Dejar reposar un par de horas.

Al sacarlo de la nevera dejamos atemperar unos minutos la mitad de la masa y después con un rodillo vamos, poco a poco, extendiéndola sobre una superficie lisa cubierta con un poco de harina para evitar que la masa se pegue.

Precalentamos el horno a 200º arriba y abajo.

Una vez amasada, usando los moldes de formas vamos cortando galletas, las colocamos sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear y las metemos en el horno 10-12 minutos, hasta que empiecen a dorarse. Las sacamos y reservamos. Estas son la parte de debajo de nuestras galletas rellenas.

Con el resto de la masa repetimos la operación. Extendemos con el rodillo y con el molde hacemos la misma forma que las anteriores, pero con un hueco en medio. Al horno otros 10-12 minutos.

Pintaremos la base con mermelada y colocaremos encima la galleta superior.

Ingredientes que puedes comprar en nuestra tienda

En nuestra tienda online de Érase un Gourmet puedes comprar ingredientes para elaborar esta receta de galletas rellenas de mermelada y muchas más:

Harina de trigo blanca

Lote mermeladas de frutas tropicales

Si quieres conocer los mejores productos gourmet y más recetas sabrosas, ven a Érase un gourmet.