¡Envío gratis a partir de 175€!

La Fruta de la pasión

La fruta de la pasión, el maracuyá, es una fruta del grupo de las dulces. Además de dulce con un sabor algo ácido, es muy refrescante. El maracuyá pertenece a la gran familia de las pasifloráceas. Además, esta fruta procede de la zona tropical de América del Sur.

Es el fruto de la pasionaria (Passiflora edulis) que es una planta trepadora que pertenece al género de la passiflora. Esta planta (Passiflora edulis) se usaba en la medicina tradicional como ansiolítico y sedante mediante la infusión de sus hojas y la flor.

También, la empresa farmacéutica la utiliza actualmente para fabricar diferentes extractos y comprimidos que alivian los pequeños trastornos de ansiedad y facilitan el sueño. Además, su riqueza de polifenoles también lo convierte en un excelente antioxidante entre otros beneficios para la salud.

2

Se cultivan dos tipos de variedades:

Una de color violeta púrpura, en forma de Edulis, que es nativa del sur de Brasil, Paraguay y el norte de Argentina.

Otra de color amarillo tiene forma Flavicarpa Degener, que probablemente sea nativa de la selva amazónica brasileña.

Los dos tipos de este fruto necesitan humedad en terrenos ricos en nutrientes.

La pasionaria (Passiflora edulis) es originaria de la zona tropical del contiene americano, como la fruta del dragón. Principalmente de Brasil, Paraguay y Argentina. Sin embargo, en la actualidad también es cultivada en otras regiones de los trópicos y subtrópicos como India, Nueva Zelanda, Caribe, California, África Oriental, principalmente.

Ahora que ya te hemos presentado el maracuyá, ¿tienes curiosidad de por qué la llaman fruta de la pasión?

Maracuyá. Mucha gente lo relaciona con la lívido o con temas relacionados con el sexo. Nada más lejos de la realidad, ya que fue precisamente la forma de esta planta la que explica que a día de hoy se conozca al maracuyá como fruta de la pasión.

Cuando los españoles llegamos al nuevo mundo y vieron por primera vez este fruto lo relacionaron con la corona de espinas de Jesucristo.

Es más, también encontraron semejanzas en la forma de la propia flor, donde aseguraban encontrar los elementos que se usaron en la crucifixión de Jesús (la cruz, los clavos y el martillo). Es posible  que estuvieran aturdidos por el viaje porque viendo esta flor, existen dudas sobre la cruz.

Finalmente, y por si no has tenido suficiente con lo anterior, el color púrpura violeta de una de sus variedades, se asemeja al color morado propio de la Semana Santa.

Por todo lo explicado, acabó llamándose fruta de la pasión.

¿Cómo se come la fruta de la pasión?

Es una fruta que no solemos ver en nuestros mercados pero que, además de tener un sabor muy agradable, nos refresca, nos hidrata y nos aporta muchos beneficios para nuestra salud.

Como la mayoría de las frutas, del maracuyá solamente se come la pulpa que se extrae del interior de la fruta. Se puede comer directamente con la boca o con una cucharilla.

También se utiliza como sirope para elaborar recetas de deliciosos postres y para realizar fantásticas bebidas refrescantes, zumos y batidos, con la fruta sola o combinadas con otras frutas y verduras.

El jugo de este alimento, también lo podemos utilizar como aliño para realizar distintas recetas, tal y como podemos utilizar el limón o el vinagre.

fruta

Temporada de la fruta de la pasión

En España se produce en regiones de Andalucía y de Canarias. La temporada de las variedades amarilla y morada florecen y dan frutos prácticamente durante todo el año. No obstante, la mejor época para consumir esta fruta es de octubre a abril.

Propiedades del maracuyá

La fruta de la pasión, el maracuyá se caracteriza por su alta cantidad de agua que es su principal componente. Es decir, es un perfecto hidratante como la mayoría de frutas tropicales. Además, contiene una proporción alta de hidratos de carbono, por lo que se considera una fruta calórica. Por lo tanto, es un perfecto recuperador natural de energía.

También es fuente de provitamina A que es más abundante en la variedad amarilla que en la variedad púrpura.

Asimismo, es rica en otras vitaminas, como ya he comentado, como la vitamina C y minerales como el potasio, fósforo y magnesio.

Beneficios del maracuyá

La fruta de la pasión, el maracuyá tienen multitud de nutrientes beneficiosos para la salud, como vitaminas y minerales que hacen de esta fruta un potente antioxidante.

Facilita la digestión

Además de vitaminas y minerales, es una fruta que es rica fibra. Nos aporta fibra natural a nuestro organismo que nos facilita la digestión.

Regulador intestinal

Nos aporta fibra que nos proporciona las semillas que contiene la pulpa. Por consiguiente, nos ayuda a con una correcta regulación del tránsito intestinal.

Además de prevenir el estreñimiento gracias a la fibra que aporta, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre. También ayuda a controlar la glucemia (niveles de azúcar en sangre) en las personas que tienen diabetes.

Ideal para dietas de adelgazamiento

Gracias a la cantidad de carbohidratos y fibra, ejerce un efecto saciante. Además, gracias a estas propiedades, es ideal para las personas que siguen una dieta para perder peso.

Potente antioxidante

Gracias a su aporte de vitaminas a nuestro organismo, se convierte en un potente antioxidante que nos ayuda a retrasar los síntomas de envejecimiento.

Reconstituyente natural

Favorece el fortalecimiento de nuestras defensas naturales gracias al aporte de carbohidratos, minerales y proteínas. Además, nos ayuda a recuperar energías rápidamente gracias a sus propiedades.

maracuya