La hora del vermut: 4 aperitivos que no pueden faltar

Rojo o blanco, con sifón o no, acompañado de una aceituna o de una rodaja de limón, es un clásico entre los clásicos de nuestra tradición de salir de picoteo antes de comer. Una costumbre tan extendida que, directamente, el momento del aperitivo se denomina “la hora del vermut”. Nuestra propuesta, que lo organices en casa siempre que te apetezca. La bebida ya la tienes elegida y con estos acompañamientos… ¡el éxito está asegurado!

1. Los chips, imprescindibles a la hora del vermut

¿Alguien puede imaginarse un aperitivo sin unas crujientes patatas fritas? Son uno de esos sabores que nos acompañan desde nuestra tierna infancia, cuando acompañábamos a nuestros padres a la hora del vermut. En Érase un Gourmet nos encanta darle siempre una vuelta a estas recetas tradicionales, por eso, te presentamos unas chips con toda la calidad de una fabricación artesana y ese imprescindible punto de salado, en esta ocasión procedente de sal marina de San Lúcar.

2. Unos patés tan originales como saludables

Los patés han dejado de ser un producto reservado para meriendas y cenas, afortunadamente. A la vez, se han diversificado sus ingredientes y elaboraciones. Para la hora del vermut te proponemos degustar sabores de paté tan sorprendentes como deliciosos, todos con vegetales, semillas o frutos secos como protagonistas. Algunos ejemplos para que vayas abriendo boca: pimiento con pipas de calabaza, zanahoria roja con tomate seco, alcachofas con nueces o tomates secos con alcaparras. Una experiencia con la que conquistar el paladar de tus invitados.

3. Picos y rosquilletas con un toque diferente

No hay aperitivo que se sirva sin el acompañamiento de pan. Pero, en esta ocasión, si quieres tener una hora de vermut más especial, elige picos o rosquilletas. Las que puedes encontrar en nuestra tienda online están elaboradas con harina de espelta o multicereales, con distintas combinaciones de ingredientes, desde las finas hierbas hasta sal Kala Namak, la exótica sal negra proveniente del Himalaya.

4. Las aceitunas, un clásico a la hora del vermut

Imposible cerrar esta selección de productos ideales para montar el aperitivo ideal, sin incluir las aceitunas. Un producto tan autóctono como universal que, además, marida a perfección con el sabor entre dulce y salado, con toques especiados, que caracteriza al vermut. Eso sí, una vez más, nos proponemos salirnos de las presentaciones más convencionales. Por eso, ¿qué te parecería empezar con unas jugosas aceitunas verdes rellenas de queso?

Pero, no creas que esta es la única forma que se nos ocurre para que las aceitunas estén presentes en tu hora del vermut. Dos formas de catar el tapenade que no olvidarás, son los elegidos en esta ocasión. Por una parte, un picadillo de aceitunas verdes con hierbas aromáticas y, por otro, uno de aceitunas negras, esta vez con anchoas, una versión diferente de un aperitivo clásico.

¿Cómo resistirse a esta propuesta de aperitivos para la hora del vermut? ¡Todos están disponibles en nuestra tienda online! Porque en Érase un Gourmet queremos que el placer de degustar estos pequeños tesoros esté a tu alcance en cualquier momento.