Patatas asadas con Rulo de Cabra y Gelée de Vino con Grosella Negra

Lavamos bien las patatas, las secamos y pinchamos antes de meterlas al microondas.

Lo ponemos a máxima potencia entre cinco y siete minutos. Pasado ese tiempo, sacamos las patatas y si están bien asadas las abrimos con ayuda de un cuchillo. Las ponemos en una fuente para horno y le ponemos el queso de rulo de cabra en pellizcos en las patatas abiertas.

Calentamos el horno a 180 °C, y dejamos las patatas con el queso un par de minutos, hasta que se derrita y tome un color ligeramente dorado.

Las servimos en el acto acompañadas de la gletina  Gelée de vino Riesling con grosella negra.

Ingredientes

  • Patatas asadas de tamaño grande
  • Rulo de cabra
  • Gelée de vino Riesling con grosella negra
  • Cebollino para adornar

Ingredientes que puedes comprar en nuestra tienda