Relax con una taza de Earl Grey

Relax con una taza de Earl Grey. El té Earl Grey es uno de los tés más clásicos, con mucha historia y reconocido en el mundo. Es un té negro, fuerte, de sabor intenso. Aromatizado con aceites esenciales procedentes de la corteza de la bergamota. Un cítrico que le proporciona su sabor y aromas característicos. Esta fruta única, originaria del Mediterráneo, tiene un sabor muy floral. Se asemeja a una mezcla de naranja y limón, con un toque de lima y pomelo.

Sobre el origen del té Earl Grey en particular, circulan varias teorías. Casi todas ellas coincidentes en que, su nombre, se debe a un conde inglés, Sir Charles Grey. Qué además de noble, fue primer ministro en el siglo XIX.

Por un lado, se cuenta que el conde Grey le salvó la vida de un hombre chino al que le gustaba mezclar té. Y, este, como agradecimiento, le regaló un blend al que llamó Earl Grey.

Otra teoría, apunta a razones prácticas. La calidad del agua en la casa familiar, Howick Hall, en Northumberland, dejaba mucho que desear debido a las altas concentraciones de cal. Por lo que un Lord Grey pidió un maestro de té chino que realizara una mezcla que neutralizase y ocultase el sabor del agua. El aroma cítrico de la bergamota fue la solución. Y, con el nombramiento de Lord Grey como Primer Ministro, la receta llegó a Londres. Donde Lady Grey empezó a ofrecer esta receta familiar a sus visitas, incluida la mismísima reina Victoria, disparándose así su popularidad.

Una última versión menos romántica, la desvelan recientes estudios realizados por investigadores del Oxford English Dictionary. Cuentan que la primera referencia a un té aromatizado con bergamota se remonta a 1824. Y que, lejos de pretender crear un blend exclusivo, se cree que la adición de este cítrico ocultaba el sabor del té de baja calidad que circulaba por la Gran Bretaña del momento.

Independientemente de cuál sea su verdadera historia… De si realmente hubo conexión entre el Conde y el té… O si Charles Grey viajó o no a China… O si los chinos tuvieron acceso a este cítrico que se cultivaba principalmente en el sur de Italia… Lo cierto es que el té Earl Grey se hizo extremadamente popular en la Gran Bretaña de finales de 1800. Y, hoy en día, es el indiscutible abanderado del té, pudiendo encontrarlo en la mayoría de los hogares y restaurantes de todo el mundo.

La hora del té – como se toma el té Earl Grey | Té negro con bergamota

earl grey

Lo primero es utilizar un té de calidad reconocida, como lo son los tés e infusiones Semper Tea. En nuestra tienda online, puedes encontrar el té Earl Grey ecológico en bolsita pirámide o en bolsita clásica. Las bolsitas contienen la dosis exacta para preparar una taza de té.

Puedes prepararlo directamente en la taza o en una tetera. En este caso deberás calcular una bolsita por cada 250ml. de agua. Primero calienta el recipiente que vayas a utilizar, con agua caliente que luego desecharás. Coloca dentro la bolsita de té y vierte sobre ella agua caliente sin que haya llegado a hervir. A unos 95ºC aproximadamente. Algunos tapan el recipiente, y dejan infusionar durante 3-5 min.

Aunque, si te animas con nuevos sabores, también podrás encontrar la variedad Earl Grey Cream con notas de vainilla y flor de aciano. Disponible en hoja suelta en tarros de cristal, tubo de ensayo, o bolsa. Este último perfecto como formato de degustación o para tener un detalle.

Los muy ortodoxos toman este té solo, pero la realidad es que muchos prefieren endulzarlo.  Ya sea con azúcar, morena o blanca, o con cualquier otro edulcorante. A otros les gusta añadir limón al té Earl Grey para obtener un sabor cítrico adicional. Puedes hacerlo incorporando una rodajita a la taza, o bien vertiendo directamente un poco de zumo.

tea

Relax con una taza de Earl Grey Latte

O también puedes prepararte un relajante Earl Grey Latte. Con leche normal, o en su versión vegana, con leche de almendras o leche de coco. Para ello, deberás utilizar mitad agua, mitad leche. Infusiona primero la bolsita en el agua y luego retírala. Mientras, calienta la leche y bátela hasta que esté muy espumosa. Viértela en la taza con la infusión de té. Luego endulza con jarabe de vainilla y espolvorea con una pizca de canela.

te earl grey

El té Earl Grey Semper Tea despliega agradables notas florales. Es fresco y con una astringencia marcada. Este perfil sensorial, lo hace un excelente acompañamiento para postres de fruta cremosos, pastel de zanahoria, tarta de limón, chocolate negro, dulce de leche, miel, galletas, scones, magdalenas… Es uno de los tés preferidos para consumir en el té de la tarde. Pero también es un gran té para maridar el brunch de los domingos.